domingo, 30 de enero de 2011

El cristo en la pared

Estará aqui toda la noche...
como hace dias.

Inquietante insomnio que no apaga mis ojos. Inquietante insomnio que percibe tus llamadas. Significados ocultos en papiros que se enredan entre las redes de esto
s jóvenes escritores. Las sábanas sudan. Los corazones hacen estremecer el crucifijo de la pared, que sin prejuicios, me juzga con la mirada. Bailemos una noche más entre luces parpadeantes que desprendan humo y calor. Bailemos una noche más algo de rock n' roll...

tiempo después, juntos quemamos todo lo que nos era imprescincible...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada