jueves, 20 de enero de 2011

Hello, stranger...

Deja de reinar y disfruta de ellas. Debajo de tus sabanas tus sueños son capaces de todo... sueños que no necesitan ni luz, ni verdad, y ni siquiera color pero son completamente reales. Ojos que no son descriptibles. Caparazones de tortuga partidos por la mitad después de perder el miedo a conocer tu verdad. No dudes. Adelante. Todo viene, y no todo se queda. Cómete el mundo, como siempre, pequeño corazón felino y diurno.

Un placer conocerte, aunque sea justo ahora, que hay tiempo suficiente para olvidar lo que he aprendido de ti, pero no te preocupes he guardado todos esos días en una caja para poder recordarlos con mayor frescor a tu regreso. Este escrito va por ti, lo sabes, por ser tan dulce, por tener valor y olvidar el miedo, por soñar, por bailar y por reírte como ríes, por muchas cosas que nos quedan por aprender juntos, por conseguir que te eche tanto de menos, porque me encanta hablar contigo, porque mereciás que te escribiera.

Espero que te guste y sepas que para bien o para mal... has ganado un amigo para siempre.
Nice to meet P.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada